Sufrida victoria ante el Melilla para seguir escalando (2-1)

Importante y sufrida victoria en la tarde de ayer
ante la Unión Deportiva Melilla, un rival clásico que en estos momentos comparte posiciones en la zona baja de la clasificación. Los tres puntos en juego eran decisivos para ambos conjuntos con el deseo de abandonar cuanto antes los puestos de descenso tras 10 jornadas de campeonato liguero.

La primera mitad fue igualada, con escaso ritmo y ocasiones. La Balona contó con mayor protagonismo de cara a la portería contraria. El gol no llegaría hasta el minuto 41 cuando el portero Dani Barrio despejó un cabezazo de Joe en un saque de esquina y Espinar aprovechó el rechace para adelantar a los suyos en el marcador.

La segunda mitad comenzó con una gran intervención de Mateo salvando el uno contra uno frente a Nacho Aznar. Minutos más tarde, el árbitro señaló una falta para el equipo melillense y en la repetición del lanzamiento David Sánchez logró la igualada.

Dos minutos más tarde, Espinar era derribado por el propio David Sánchez y el colegiado señaló el punto de penalti expulsando al centrocampista rival. Espinar tuvo la responsabilidad de efectuar el lanzamiento y poner nuevamente a su equipo con ventaja.

Los últimos minutos fueron intensos, ya que el Melilla lo intentó con un hombre menos y la Balona supo controlar las contras y el ritmo de juego. Victoria clave para afrontar el próximo desplazamiento a Lepe, otro rival directo a estas alturas de temporada.
Google Plus
Real Balompédica Linense - Club Decano del Campo de Gibraltar