La plantilla cumple con la tradicional ofrenda a la Patrona

La Real Balompédica Linense rindió honores a la Patrona de la Ciudad, la Inmaculada Concepción, con la tradicional ofrenda que cada año realiza la plantilla de futbolistas y el cuerpo técnico en el Santuario que lleva su nombre. 

El arcipreste de la Ciudad, Rvdo. P. Juan Valenzuela, recibió a la expedición a puertas del templo e iniciado el acto dirigió unas palabras de aliento a la plantilla indicando la importancia que adquiere este club entre la sociedad linense. Destacó el sentido de ofrecer ante la Patrona el trabajo y el esfuerzo a la hora de afrontar una nueva temporada con ilusión y alegría. Animó a los componentes a cosechar muchos éxitos, no olvidando el carácter competitivo y humano de este deporte. 

Los capitanes de la primera plantilla se aproximaron hasta el Altar Mayor para depositar tres ramos de flores a los pies de la Virgen. A continuación tomó la palabra Alfredo Gallardo para agradecer las muestras de afecto y cariño del Padre Valenzuela, anunciando que en breve le será impuesta la insignia de oro y brillantes de la Entidad en reconocimiento a sus 50 años de sacerdocio. Finalizaba su intervención para pedir a sus jugadores trabajo y sacrificio en este nuevo proyecto que echará a rodar el próximo sábado en casa. Finalizaba el acto con el rezo del Ave María y la bendición final, sin olvidar la clásica foto de rigor.

Google Plus
Real Balompédica Linense - Club Decano del Campo de Gibraltar